miércoles, 30 de noviembre de 2011

Rubicón Fishing Jigging Record 2011, Campeones por 3º año consecutivo.


Por fin tengo un momento de tranquilidad, un lapsus en el que sentarme y pensar con calma pero sin mucho tiempo lo que ha pasado en estos últimos días. Hemos vuelto (de no tan lejos) del Rubicón Fishing Jigging Record, un evento que como recordareis y para quién no lo sepa, se orienta a batir records Igfa, y promocionar la calidad de nuestras aguas como destino deportivo. Eso es lo oficial, pero lo cierto es que no pasa de ser un magnífico encuentro de buenos y malos pescadores que aprovechan para verse las caras, charlar y pasarlo en grande disfrutando de tres días. Todo, enmarcado en la maravillosa Marina de Rubicón. Lo de los records y la competitividad se deja finalmente de lado, y simplemente creo que todos nos dedicamos a pescar, y pasarlo bien. Si cuando llegas resulta que la jornada ha marchado como esperabas, pues bien; de lo contrario todo se arregla con un buen refrigerio, charlas amenas, risas, fotos...  

Triplete.



Por tercer año consecutivo, Pachico, Dani y el que escribe nos hemos llevado el mayor premio, y esta vez lo hemos vuelto a hacer por la puerta grande. Nos alegramos enormemente, y casi no somos conscientes de haber conseguido de nuevo el 1º puesto en la clasificación general (por puntos), premio al mayor medregal (26,6kl), y haberle sacado al segundo clasificado el doble de los puntos totales que consiguió. Igualmente, fuimos la embarcación que más capturas consiguió. Lo dicho, que por tercer año consecutivo hemos conseguido salir con una sonrisa de oreja a oreja, pero esta vez de una forma que no esperábamos. Les cuento. Después de la clásica reunión del jueves, en la que se explican las normas, premios a batir, logística del evento y la clásica cena de recepción, llegábamos al viernes con una predicción de fuerte viento y olas de 2 metros. Nada aragüeño. A las 6,30 desayuno, y a las 8 todo el mundo arrancando motores con dirección a los puestos de pesca. Uno de los mejores momentos es ese en el que todos los barcos arrancan y ves como colosos y rápidas vuelan para llagar cuanto antes a cada zona.


 Increíble el nivel que año tras año se ve en este campeonato, que reúne a barcos increíbles de todos tipos, y varios de los mejores patrones y skipers que operan en las islas.

Nuestro plan era una vez más ir como siempre a las marcas que conocemos para tentar a las samas, abades, meros y medregales, y como siempre con las clásicas bicudas y sierras. Una de las claves creo de nuestro éxito es precisamente el conocimiento de las marcas que tocamos, y que en caso de no encontrar actividad en ellas, sabemos movernos y entender lo que ocurre en el fondo con la ayuda de la electrónica. Todos llevábamos equipos medios/pesados: 5 cañas Lamiglass Tropic Evo y Shimano Jigwrex, todas en 30 y 50lb, con 2 carretes Stella 8000 /20000,2 Saltigas Expedition y 1 Accurate870n, cargados con 50lb en los carretes medianos y 80 para los pesados. Empezamos la mañana buscando en fondos someros los espáridos y serránidos, y pronto al encontrar carnada y algo de actividad Pachico quedó peleando un hermoso jurel que dio en la báscula un peso de 5,5kl. Nos gusto como empezó el día, pero más nos iba a gustar al rato.
                                                                                 
Mientras escuchábamos por radio como algunos barcos conseguían hacerse con alguna sama y abade, nosotros nos movíamos buscando alguna concentración de actividad, cuando en una de las pasadas al marisco, escucho como detrás mío suena una chicharra endemoniada. Giro la cabeza y veo a Dani aguantando la caña y apretando freno. Increíble, el mundo se me vino encima de alegría, la adrenalina me recorrió arriba a bajo, y un escalofrío de miedo o temor nos recorrió a todos por dentro. Miedo y temor por perder la que sabíamos era un gran trofeo, una serviola dumerilli. Tras unos serenos pero interminables minutos de pelea, poníamos en seco con alegría un medregal de 26,6kl, que nos ponía con diferencia a distancia del resto de embarcaciones.


De verdad que no nos lo creíamos. Vamos a ver: por los antecedentes que tenemos pescando en esa zona que tocamos, y la confianza que nos daba haber ganado los dos años anteriores con diversidad de especies capturadas, sabíamos que capturas íbamos a tener, pero no pensábamos dar con un dume precisamente ese día. Teníamos una gran ventaja, pero ahí no iba a quedar la cosa para nosotros. Tras el maravilloso combate y la celebración, las felicitaciones y los abrazos de alegría, continuamos moviéndonos y tocando marcas, esta vez en el cantil de los 130 metros. Si mal no recuerdo, Pachico se hizo con una sierra, y yo con un loquillo, ambos rozando los 3kl.
De vuelta al poco fondo, comenzamos el baile de actividad con las samas, un total de tres (1 para Pachico y 2 para mí) que rondaron desde los 3 hasta los 6kl. Fue un día mucha diversidad y efectividad con las capturas.


También entraron en el juego las bicudas, casi todas ellas por debajo de los 2 kl, que volvían al agua sin llegar a tocar la borda del barco. Íbamos en busca de meros, ese preciado animalito que tan bien se nos había dado otras veces, y que daba opción a otro premio interesante, además de ser una preciada captura para todos. Y buscando buscando en el fondo, Dani de nuevo volvía a quedar clavado, pero esta vez con el primo del animalito que buscábamos. Precioso abade que subió para seguir alegrándonos el día.


Si mal no recuerdo, ahí quedó nuestro casillero aquél primer día: 48kl. Que les voy a contar...el primero día ya estábamos bastante por delante del resto, y eso si que no nos lo esperábamos. Teníamos un "colchón" de más de 30 kl de diferencia, y podíamos tomárnoslo con relajación al día siguiente, después de haber pasado una jornada muy dura de pesca, todo por culpa de mal tiempo que nos hizo sufrir durante la navegación de vuelta a puerto: más de dos horas de saltos, agua, frío... Pero sabíamos cómo iba a estar la cosa, ya íbamos avisados y predispuestos así que mentalmente, la paliza fue menor que por ejemplo la del año pasado.

Otros barcos también hicieron muy buenas pescas, logrando capturar buenas negritas de entre 4 y 6kl, samas, loquillos y un pequeño cazón. Pero pese a tener una buena ventaja sobre el resto, nuestro pan para el día siguiente seguía siendo el mismo: buscar buenas piezas, y ya que estábamos "montados en el toro", tratar de mantener aquél 1º puesto. Dicho y hecho. Durante la segunda manga no logramos grandes piezas, ni meros... pero si volvimos a ser uno de los barcos que logró capturas y mantuvo el nivel de la clasificación. Logramos hacernos durante el 2º día con dos sierras por mi parte, muchas bicudas entre los festines de carnada (tan sólo nos llevamos par de ellas que considerábamos pasaban los 2 kl) y una negrita de 6,5kl para Dani.


En total logramos hacernos con otros 14kl, los cuales sumados los del día anterior nos ponía muy por encima del resto de equipos en la clasificación final.

He de decir para quién no lo sepa o se extrañe, que el peso por persona y las estipulaciones para un evento de este tipo son las estipuladas y reguladas por la Viceconsejeria de pesca de Canarias(póco tenemos que ver los pescadores). Parte del pescado siempre es destinado al consumo de los participantes durante el evento, y el resto es destinado (todo en presencia de los participantes) a organizaciones no gubernamentales y beneficencias sociales. Aquel día, otros barcos lograron hacerse con algún mero de 6,6kl, varias samas de hasta 10kl(es nuevo record Igfa), y mucho pescado corto que no superaba los 5kl. Fue muy bonito ver como muchos de los mejores patrones y skippers de la isla, buenos pescadores de otras islas y la península se molestaban en venir a saludar y felicitarnos, y más increíble aún fue el llegar al muelle y ver como la mayoría de participantes y asistentes  aplaudía. Gracias a tod@s de corazón.

No hay palabras para explicar la alegría que sentimos, y la incredulidad que al mismo tiempo nos sobrecoge. Haber ganado 3 veces este evento de la forma que lo hemos hecho todos los años, nos hace pensar que llegados a este momento ya no es sólo suerte, si no que tal vez sea un premio y resultado a los años de pasión, dedicación y al buen ambiente que siempre reina en nuestras salidas embarcados ( eso es lo que nos cuentan, y es lo que finalmente creo). Hicimos de los dos días de campeonato, 2 jornadas habituales en cualquier día del año.

No pensábamos en ganar, tan sólo en pescar, y disfrutar de lo que sabemos y nos gusta. Nosotros no entendemos más que de artificiales, hace años que no tocamos carnada, ni cañas de curri... menos aún un carrete eléctrico. En el barco sólo suben cañas de Jigging y Spinning, y por ello, y la dedicación que durante todo el año empeñamos en estas técnicas, quizás sean los buenos resultados obtenidos. El factor suerte siempre estará ahí, eso es indudable, pero lo que si es cierto es que cuento con el mejor patrón de la isla (también gran pescador), y con uno de los mejores jiggers de Canarias, y lo mejor, es que el primero es mi tío y el segundo mi mejor amigo.


Nada más que contar señores, más que decirles que lo hemos pasado en grande, nos hemos divertido con buenos amigos y compañeros de pesca, y como siempre, hemos hecho amistades que en ocasiones merecen la pena. Me queda darle las gracias por supuesto a mis compañeros de equipo por ser como son (todos cumplimos con nuestra parte), y la enhorabuena a Dani por tan buen ejemplar de dumerilli. También quiero felicitar al resto de equipos, y sobre todo al Aura Marina (Rubicón Fishing), el cual cuenta con uno de los mejores patrones y skipers de la isla. Por supuesto igualmente tengo que darle las gracias Oscar Pinedo, dueño de Rubicón Fishing y organizador del evento, así como a Kumar y Lanis, los cuales son una parte importante para realización del evento.


Ya tenemos tres trofeos... El año que viene, con toda seguridad, asistiremos con las parientas, hijas... y líneas ligeras en carretes 4000. La idea será asistir, pero tomárnoslo con mucha calma tras records con líneas ligeras, una tarea que hemos dejado algo de lado.

Dejo esta entrada unos días, y me pongo manos a la obra con todo lo acontecido antes y después del Rubicón Fishing Jigging Record. Va de lanzado, y seguro que les gusta. Señor@s, cuídense mucho, y abríguense que hace frío. Saludos.

11 comentarios:

Y digo yo dijo...

Congratuleishon ;)

Josep M. Pons dijo...

Buen trabajo! felicidades!

Marco dijo...

Muy buena, Femes y equipo! Felicidades.

JOSE MANSO dijo...

Enhorabuena a todo el equipo, felicidades

Femés Elvira, dijo...

Muchísimas gracias señores!!

Y digo yo dijo...

Vecino un día tenemos que hacer un report sobre la gama de colores de las llamadas "negritas". La foto del "eléctrico" con la dumerili es muy guapa, jo que verde era mi gorrita, tengo que pedirle otra al tito Nicola :)

Femés Elvira, dijo...

No es mala idea ;). La imagen de la negrita está retocada: tiene subido el nivel de contraste para destacar más el azul de las aletas. Nos sorprendió bastante ese color tan bonito.

Por cierto, dale tínte a esa gorra :) jjejej

Jesús Z. dijo...

No hay nada como dedicarse a una técnica a piñón, conocer a fondo - nunca mejor dicho - tus pesqueros y...poner la pasión que le ponéis. 3 veces seguidas suerte? nah...yo le llamo eso...pasión.

E n h o r a b u e n A !!

Femés Elvira, dijo...

Múchas gracias Jesus.
La pesca siempre nos ha cautivado, pero désde hace años el spinning y el jigging son más que una simple afición , forman parte de un estilo de vida, y le ponemos múchas ganas e ilusión.

Lo que si es seguro es que no habrán 4 veces seguidas, ya que tengo múchas ganas de meterle mano a una 15lb(después de Seychelles, en Marzo), con un 4000 y sus 30lb, tras piezas con líneas ligeras y dejar de lado el "all tackle". Seguro que nos la jugamos, y puede que algún varapalo nos llevaremos, pero merece la péna probar.
Me alegro de verte por aquí, un saludo.

Efrén dijo...

Enhorabuena, tres veces seguidas es por algo...

Femés Elvira, dijo...

Múchas gracias Efrén ;).
Ciertamente, y después de hablar bastante de esto con múcha gente, pienso que todo se debe a la pasión, la costancia, y las buenas maneras tanto de los pescadores como de nuestro patrón.
Nada cambia entre amigos, seguiremos pescando y pasandolo bién como si de nuestros primeros días se tratase. Aún queda múcho por disfrutar.

Un saludo, espero que por esos nortes vaya todo bién.