sábado, 3 de diciembre de 2011

Terminando el año con buén pié.

Si ahora mismo terminase el año, seguramente estaría de lo más satisfecho en cuanto a pesca se refiere. Y en realidad, pase lo que pase en este sentido estaré de lo más contento, ya que este ha vuelto a ser un año con novedades, sorpresas y alegrías cerca del mar, entre molestos alisios y suaves calimas.

Aún queda un mes por delante para terminar el año, pero para mí ya practicamente ha terminado mi "temporada"... ahora me queda ir pensando en los sargos y lubinas, bichitos a los que he dejado algo de lado en los últimos tiempos. Hemos pasado los últimos meses liados con el spinning otoñal, el Rubicón Fishing... y ahora volvemos a la calma, a lo habitual. Vamos a contar lo que, en silencio, hemos hecho en nuestras últimas semanas.

Doradomanía, por fin se han marchado.

Durante el último mes y medio más o menos, hemos compaginado las salidas habituales de jigging y spinning, con duras jornadas lanzando y moviendo cacharros de superficie: Popers, paseantes, Robert Lures, skipping Lures... para seguir con jigs y minnows. Todo valía con tal de atraer, y luego clavar ese animal que tan de moda se ha puesto en estos dos últimos años por Canarias: el dorado.

Preciosos estos animales cuando se ven cerca de las piedras, o en plena actividad.

Este año ha sido más frío que el anterior, eso para empezar. Y esa es una idea mía contrastada (lo de la temperatura digo) y compartida por muchos otros que formamos un grupo que en definitiva no tiene ni idea. Y creo que no tenemos ni idea ya que no somos biólogos, ni expertos pescadores con años de experiencia tras la caza de estos bellos animales. No tenemos ni idea... y pensábamos que este iba a ser como el año pasado. Motivados por lo que había pasado, y creyendo que durante este otoño podríamos disfrutar de nuevo de ellos, hemos pasado semanas buscándolos, caminando y lanzando sin parar durante horas, esperando a que se acercasen a la costa o pasasen rondando el veril. Sabíamos que andaban cerca, ya que las capturas precedidas días atrás nos hacían pensar en ello, pero también eramos conscientes de que teníamos que trabajárnoslo, y no esperar a que alguien tocara la campana.
Y llegaron:

Con tal actividad, recuerdo que el Bujinu tocó agua, y en dos vueltas de manivela ya estaba viéndolo volar por los aires.

Pasamos semanas buscándolos, y al fin los encontramos. Recuerdo que el primer día, uno entró a un Pro Q, y después de más de 15 minutos peleando al borde del canto del veril, el animal aprovechó un saliente para partir y dejarme con muy mala cara. Tras el salió este precioso dorado, que venía fatalmente clavado por el cachete y plantó una pelea bastante dura.


Fue la primera pasada seria, y en ella quedamos clavados varios pescadores (afortunadamente, todos somos amigos y hemos pasado buenos días).
Era una locura muy gratificante el volver a recordar momentos de tensión, adrenalina...

También el Pro Q ha sufrido serios ataques, y capturas muy respetables.


Tras la lógica actividad, los nervios, la alegría, las fotos... volvió la ausencia de actividad, y de nuevo llegó el trabajo de brazos lanzando lo más lejos posible. Unas horas más tarde, volvían a dejarse ver, y de nuevo varios pescadores, quedamos peleando con ellos, pero sólo algunos conseguían tener la suerte de alojar correctamente los triples.




Aquél día casi todos conseguimos nuestra captura, y marchamos muy contentos tras haber comprobado que realmente ya se estaban poniendo a tiro de caña, cerca de las piedras que pisamos.

Tras esta jornada, llagaron más días, y más amigos, conocidos... y tuvimos que hacer hueco, y lanzar mucho más durante muchas más horas. Y siguieron los buenos resultados, pero durante ventanas reducidas, días sueltos en los que esos bellos animalitos decidian acercarse al veril. Fueron pocos días de plena actividad, pero los que hubo nos lo hicieron pasar en grande.


Si de algo me alegro, además de saber que casi todos hemos disfrutado de sus locas carreras, saltos y los buenos recuerdos a modo de foto, es el saber que muchos de estos animales se han salvado, al haber descendido su actividad, su número, y sobre todo la cantidad de días en los que se acercaron por los puestos en los los que los decidimos buscar. Durante diferentes días que los disfrutamos, el tope de capturas por pescador fue de 3 dorados en total, una notable diferencia con respecto al año pasado, en el que sinceramente creo que estos animales salieron bastante resentidos de nuestras islas, cuanto menos de esta por la que nos movemos.



Sinceramente, ha sido un placer el volverlos a tener por aquí, y poder disfrutarlos. Como hemos hablado en numerosas ocasiones, es una experiencia tropical, al alcance de nuestras manos, ya que hemos llegado a pelear animales sobre los 12 kl (machos y hembras que no lo pusieron fácil en el cantil), con 20lb en carretes 40000, y cañas de acción 20-50 en su mayoría. En anteriores años se habían visto, pero repito que jamás en estos tamaños, y con tal semejante actividad al alcance de nuestros ojos. Pero gracias a dios que se han marchado... se terminaron los madrugones, las concentraciones, los lances sin dirección, locos y disparatados a tu espalda mientras luchabas tu presa. Se acabó la locura, las horas interminables trabajando la superficie. Terminó la dedicación única y exclusiva a estos animales, que espero estén ya muy lejos. Han sido unas semanas que volverán a quedar para el recuerdo.

Después de la resaca.

Y me refiero con la resaca, a ese periodo de par de días que siempre hemos necesitado después del Rubicón Fishing para recuperarnos y volver a la realidad. Necesitabamos recuperarnos debido al lógico esfuerzo, y volver a la realidad debido a que durante esos tres días, desconectas de muchos problemas y jaquecas que normalmente te agobian. Y volvimos al mundo real justo cuando el tiempo amainaba, y parecía que alguna ventana se abría para ofrecernos la oportunidad de buscar por última vez a los dorados. Las noticias de algunos amigos, y una ligera intuición nos decía que ya estarían rumbo a aguas más cálidas. Nuestro último día de spinning se comenzó desde bien temprano, lanzando con la esperanza de que al menos la última pareja otoñal se dejara ver, y nosotros jugásemos a la lotería para probar a que señuelo le iban a hincar el diente. Durante varias horas estuvimos lanzando, sobre todo cacharros de superficie, y algún minnow. Reinaban los popers y paseantes en un día perfecto para que se dejasen ver. Sin embargo, nuestro objetivo principal no apareció durante todo el día, pero si lo hicieron las sierras después de horas lanzando. Una de ellas decidió atacar mi inseparable Pro Q después de una preciosa carrera tras el señuelo:


No planteó siquiera la clásica batalla de las sierras, pero al menos nos subió la moral durante unos minutos; tras ellas venían otras sierras y jureles que pretendían arrebatarle el señuelo, y pejerreis que querían arrebatarle la vida. Y claro, en medio de la sorprendente actividad, Dani lanzó a dos metros de dónde mi línea se perdía en el agua, y logró clavar uno de los pejerreis. Fue un bonito doblete.


Tras la rápida sesión de fotos, la sierra se quedó al fresco para acompañarme a casa a comer, y el pejerrei fue devuelto al agua. Espero que como siempre, tenga suerte y se recupere para seguir dando caña en el veril, acosando y cazando. La suelta de Dani :




Y de nuevo volvió la soledad, las horas lanzando sin ver un sólo movimiento, un sólo ataque. Aburría aquello, y cada vez nos autoconvenciamos más de que aquella falta de actividad no era normal. Entre lances y más lances, Dani volvía a quedar clavado, de nuevo con otra sierra que volvió a sentir los dientes de los pejerreis que no dejaban de perseguirla mientras tratábamos de ponerla en seco. Curioso: no se veía ni la sombra de uno de estos carángidos tras las muestras, pero si aparecían cada vez que enganchábamos una presa que a ellos les parecía apetitosa... apatía, o predilección en ese momento por otra cosa que no fuese de plástico o hierro?


Y que más les voy a contar... Esto ha sido lo que han dado nuestras últimas salidas, antes y después del Rubicón Fishing. Han sido días como he dicho antes muy entretenidos, de nervios, adrenalina, sudores, gritos, tristezas, alegrías... un sin fin de sensaciones. También ha sido un placer haber compartido veril con amigos y compañeros de pesca con los que siempre hay risas de por medio.
Lo dicho, ahora volvemos a esas pescas de finales de otoño-invierno, con el frío tras las orejas y los calcetines mojados, tras sargos y lubinas. Volvemos a la rutina, con la suerte de que en breve tengo aquí de nuevo a los chicos de Seaspin, con el amigo Stefano preparado para volver a mojar señuelos. Espero poder pasar con ellos, y con el amigo Paolo algún ratito riéndonos cerca de la orilla. La última vez se fueron contentos pese a que las condiciones no fueron nada buenas, y esta vez ojalá todo vaya mucho mejor.
Como siempre, les cuento a la vuelta.

Pd: En nombre de la tripulación de la embarcación "Greca" (Francisco Lemes, Daniel Guerra y FemésElvira), les damos las gracias por las muestras de cariño y felicitaciones que hemos recibido por teléfono, foros, blog, correo... De verdad que se lo agradecemos de todo corazón.

17 comentarios:

Y digo yo dijo...

No hay nada como vivir en la Cheichele esa de ahí al lado ;)

Femés Elvira, dijo...

jajajja Que grande eres vecino!!! Pues mira, la tienes a tiro ;)

Y digo yo dijo...

Por más que lanzo payá no llego :) pero ya vendrá Angelito y tendran que usar cacos :):) Tendrá que ser para el proximo year vecino ya este está gastado y entre servicios, familia y fiestas no creo que encuentre hueco ;)

Cañacortada dijo...

Joder, había doraos pa'tos.:)

Desde que pueda vuelvo a La Cheichele, y si no, hago lo que dice el maestro Abe, me voy hasta Majanicho y les bombardeo.;)

Saludos.:)

Moises dijo...

Y yo que no he asomado por el veril..... Estoy de acuerdo que compartir esos momentos con compañeros de la piedra son inolvidables pero hay que reconocer que pescar con mas de 10 cañas en una superficie de apenas 25 metros quema un poco y más cuando muchos de ellos son los "domingueros" que solo asoman por la piedra una vez al año cuando saben que hay dorados para heces tremendo destrozos. Casi me alegro de no ser participe de semejante matanza.

Que mi comentario no lleve a equívocos, se sabe de sobra quien merece pelear esos tremendos animales y Dani y tu están entre los elegidos que dedican gran parte del año y de su tiempo a la pesca. Mi enhorabuena por esas maravillosas capturas y por el primer puesto en el Marina Rubicon Fishing, desgraciadamente no conseguí hueco en ningún barco para poder haber disfrutado del fin de semana en el concurso. Un afectuoso saludo!

Femés Elvira, dijo...

Jjajajaj me da que por la Bocayna se pierde la trenza ;). No te preocupes, que cuando menos te lo esperes me tienes por ahí dandote la vara.
Pasenlo bién ;)


Angel, cuando entran, pueden darse en veril entre dos y más de 15 animales de estos. Entran locos tras las muestras, y no hay ciencia para atraparlos, excepto cuando están reacios, que prefieren determinadas muestras. Cási todo el que dá con ellos, obtiene alguna captura. El problema es que cuesta localizarlos, pero son una gozada y merecen la péna.

Espero verte pronto ;), saludos.

Pd: Mañana voy a comprar un casco por si acaso me caiga algo from Maxorata en la cabeza.


Buenas Moi.

En eso coincido: se pasa bién con los amigos, y aunque sean 10 siempre te diviertes cuando hay buén rollo, nadie discute y se respetan las preferencias (hay que saberse rodear). Pero si es cierto que no deja de ser algo incomodo, y por supuesto molesto y peligroso, ya que ver como múchos señuelos vuelan detrás tuya cuando tu has pegado, rozandote la cabeza con los triples, no es de agrado. Hay spinners de todos los tipos, y cada uno es libre de elegir cuál quiere ser, al igual que todos somos libre de criticar.

No me gustan los domingueros de temporada, pero si es un amigo(y buena persona, eso es muy importante) y no me molesta y respeta, se le puede (y tiene derecho de) dar el gusto de disfrutar uno de esos animales, 1 vez al año, ya que hay cosas que dejas pasar un día y dos, pero no todo el año. Lo que si que no acepto son las matanzas sean de quién sean, pero eso es algo que ninguno podemos controlar, solamente criticar. Y gracias a dios, este año la cosa se ha quedado ahí, en buenas capturas y no en los desastres que se hicieron el año pasado. De verdad que me alegra en el álma saber que como múcho, el que más sacó fue 3 dorados en más de un mes pescandolos. La cosa este año estuvo muy bién repartida entre los pescadores con los que coincidí. De lo que se haya echo por ahí, yo no tengo idea.

Coincido contigo, pero es un tema muy complicado el de los dorados, por su numero cuando entran a comer, y la cantidad de pescadores que se concentran en estos meses.

Gracias por la enhorabuena del campeonato.
Saludos.

Borja [Artificialmente] dijo...

Cuanto colorido en las fotos, ese verde enamora a cualquiera!!..

Enhorabuena Fermés!!

Un abrazo!

Femés Elvira, dijo...

Son maravillosos... los colores que muestran mientras cazan, pelean, corren... es una pasada.

Gracias Borja.

raul lomac dijo...

ustedes siempre en vuestra linea.. que mas puedo comentar yo si ustedes no dejan de sorprendernos entrada tras entrada... :)

rafa dijo...

Bonitas capturas y bueno el relato. Me queda lejos el norte donde los estuvieron tentando.

Aquí parece que empieza a despertar tímidamente la temporada.

Femés Elvira, dijo...

Raúl amigo, sabes que uno siempre busca adrenalina, diversión... de la mejor manera posible, y dá lo mísmo si es con un sargo, una lubina o bicudas..
Me alegro que te guste ;)


Hay que buscarlos Rafa (sabes como son), entran y salen, aparecen y desaparecen... pero cuando das con ellos, todos esos días de bolos buscandolos cobran sentido. Espero que tengas suerte y los disfrutes.

Saludos.

Guille dijo...

Hola Femes, te felicito por la nota realmente excelente!! y lo bien que la pasaron con los dourados.....
Todo el año tienen buen clima y especies para pescar en canarias?
Donde puedo leer un poco mas sobre en que fechas se da cada especie ? ademas de el blog claro...
saludos
Guillermo
Mar del Plata
Argentina

Femés Elvira, dijo...

Buenas Guille.
Buen clima si tenemos durante todo el año, pero no para pescar o poder desarrollar las técnicas que más nos gustam, en este caso el spinning y jigging. Las Canarias son conocidas sobre todo por los alisios(viento N/E) y las calimas(viento S-E), si bién estas últimas suelen ser muy esporádicas y se concentran sobre todo durante los primeros meses del año. Los alisios sin embargo suelen azotar las islas durante todo el año, y es las ventanas o momentos de calma( principios de año y finales de verano)cuando se puede decir que el tiempo está "echado", o en cálma ;).

Eso en cuanto al viento, luego está la fuerza del mar(olas y golpes de mar). Canarias también es muy conocida por los fuertes frentes y borrascas que azotan las islas practicamente durante todo el año, siendo uno de los destinos estrella en el mundo para la practica del Surf, Bodyboard y Windsurf, por lo que normalmente nuestras islas son tan variantes con respecto al tiempo que es muy dificil concretar una fécha en la que se pueda asegurar buén tiempo. Echale un vistazo ahora mísmo (Viernes) al Windguru, y te puedes hacer una idea...

En cuanto a las especies, a no ser las migratorias, el résto está presente durante todo el año, sin embargo la pesca de cada especie suele ser más fructifera en detreminadas fechas que en otras.
Para informarte, solo te puedo aconsejar que te pases por "En el Intento" y "Desde el Limpio", dos magnificos blogs en los que hay todo un arsenal de jornadas, noticias, datos, fotos...todo trabajado con múcha calidad.
Por otro lado, puedes buscar algo en la red, immagino que en Google tiene que haber bastante info., así como en otros blogs de Canarias.

De todas formas, si preguntas por alguna especie en concreto, tal vez te puedamos ayudar alguno de los que suele pasarse por aquí.

Saludos, Femés.

Guille dijo...

Gracias Femes,
Por el detalle de la respuesta, estoy pensando irme a pasar un mes, pues como soy amante de la vela ademas de la pesca, todos mis parientes me dicen que ese es el lugar.
Te molesto con dos preguntas mas, y disculpa por molestarte:
Como esta el tema de seguridad en las islas a nivel robos y esas cosas en gral , una palabra de uds que vivien alli me vendria bien.
Por otro lado cual seria un mes bueno para estar, me gusta toda la pesca y me habituare, pero digo segun tu opinion.
un saludos y gracias
Guillermo

Femés Elvira, dijo...

Guillermo, si es por los equipos por lo que estas preocupado, no tienes porque. Hay robos, crimenes, traficantes, prostitutas y políticos corruptos, pero vamos, no más de lo que seguramente estes acostumbrado a ver. Dont Worry about that ;), Canarias sigue siendo una tierra en la que vivir es un placer.
En cuanto a las fechas, otoño y principios de invierno suelen ser buenos, pero con lo loco que está tanto el tiempo como la actividad del pescado, yo cási ni me atrevo a aconsejar una fécha.

Guille dijo...

Gracias Femes, ya estoy buscando alojamiento para octubre entonces que es un mes que tengo libre.
Bueno la frase que buscaba desde un punto de vista imparcial era esa si Canarias sigue siendo un placer para vivir, Muchas Gracias.
Buen Año y saludos a todo tu grupo!
Guillermo

Femés Elvira, dijo...

De nada Guillermo(si te puedo ayudar en algo, me dices a ver que se puede hacer).
Igualmente, saludos y Felices fiestas.