domingo, 20 de noviembre de 2011

Momento de divertirse.

Estamos inmersos en una época loca. Entre visitas, salidas embarcados y encuentros mañaneros con amigos spinners, me lo estoy pasando en grande. Andamos liados, muy liados, y prometo que es tal la cantidad de material, que ahora mismo veo que tengo que ir soltándolo poco a poco, seleccionando, editando y sopesando qué y cuál es la que puede o debe dejarse ver(será una grata sorpresa). Ya les cuento más adelante, en la siguiente entrada el porqué. Me lo estoy pasando en grande, y de momento parece que la cosa tiene pinta de continuar

Rodeado siempre de buena compañía.

Durante el fin de semana pasado estuvo por aquí David, gran pescador y mejor persona, chicharrero de nacimiento y origen, que disfrutó de una fugaz y divertida estancia. Llegó el viernes, con el tiempo justo para preparar los bártulos necesarios para la salida de Jigging del día siguiente. El plan, dumerillis a primera hora, y samas y meros ya con el sol en lo alto.
Después del habitual madrugón, con el sol saliendo se dejaron ver los ansiados dumerillis, sucediéndose múltiples picadas que casi siempre terminaban en desanzuelado, pese a que probamos tanto con Sj41 13/0 y 11/0. Tan sólo David fue capaz de lograr hacerse con este bonito ejemplar de 30kl.



Por momentos la situación era una locura, con trancones continuos, nervios, improperios... Pasados los primeros momentos de la mañana, nos movimos tras samas, abades y meros, con los cuales y en parte tampoco fallamos, logrando levantar dos espáridos de 4 y 5 kl.



Tras ellos, llegó el habitual parón de actividad, si bien posteriormente aparecieron las bicudas, que atacaban y molestaban sin cesar a todos los señuelos. Como las bicudas era lo único que se dejaba ver en la sonda, decidimos movernos durante toda la tarde, tanteando piedras someras tras ese serránido regordón que tiene por primera tendencia correr hacía la cueva y dejarte clavado con cara de amargura. Y buscando buscando, nos encontramos una vez más con una de las situaciones más curiosas que recuerdo haciendo jigging, otra anécdota para recordar. A dos vueltas de manivela del fondo, quedo bien clavado. El animal cabecea, hace fuerza y me obliga a bajar la puntera, aguantando y frenando con la mano la bobina del carrete para evitar una posible huida hacia la cueva (pensaba yo que buscaba cueva). Durante los primeros segundos, era mero, y por la experiencia, gordo. Vaya palo, y vaya cara se me quedó cuando el animalito se acercó al barco.


Un enorme chucho negro (Taeniura grabata) de 20-30 kl, decidió atacar mi Aile fluor, y clavarse el Sj41 11/0 en la boca.


Al tenerlo junto al barco, fue un peligro el sacarle el anzuelo al bicho, ya que el aguijón que porta en la cola, con un simple roce podía hacer daño a los balones y amargarnos la jornada. Con cuidado y ayuda del bichero, logramos sacarle el anzuelo, y que volviese nadando por dónde vino.

Lo dicho, una anécdota curiosa y algo para recordar. Tras estos últimos lances al atardecer, pusimos rumbo a puerto, felices por haber cumplido en parte las expectativas que teníamos en aquella salida, en la que el amigo David quedó bastante contento, si bien y todo hay que decirlo, erramos más de la mitad de los ataque que tuvimos a los jigs, dejando escapar varias capturas de dumerillis y espáridos.

Spinning, buscando refugio. 

Al día siguiente, algo cansados del día de pesca anterior, decidimos tomárnoslo con más calma y pescar de tierra, buscando refugio de la mar de fondo y las olas que azotaban la mayor parte del litoral conejero. El viento no era malo, pero acercarse al veril desde tierra en esos días era cuestión de voluntad, y como queríamos aprovechar la corta estancia del chicharrero, eso hicimos. No hubo mucha acción, si bien disfrutamos de un bonito día, un entorno precioso y unos cuantos ataques y capturas que activaron el sosiego al que nos veíamos sometidos por momentos. Algunos pejerreis mini se atrevieron a atacar a los Bujinu y Mommotti, y tras las fotos todos volvieron al agua, si bien uno de ellos tuvo que ser sacrificado debido a las heridas sufridas en uno de los ojos.


También hubo tiempo de darle al lanzado en alta mar al día siguiente, aunque esta salida duró menos de lo esperado. Teníamos un plan en la cabeza que tuvo que ser sustituido por la inclemencia del tiempo, que con grandes olas y viento hizo bastante dura la pesca. La idea que teníamos era trabajar la superficie tras los dorados, y finalmente tuvimos que abandonar antes de tiempo. Solamente un precioso ejemplar de unos 7-8 kl atacó otro Bujinu color verde-plata (un color precioso que me acaba de llegar), el cuál puso en peligro nuestra integridad en el barco (peligro de clavarse un triple), y la de la propia embarcación, ya que entre saltos y coletazos del animal ( al sentir hierro, se vuelven locos) hubo que inmovilizarlo para evitar que produjese algún daño en los globos (punto en contra de estas embarcaciones).


Hasta la semana que viene...

Lunes, Martes, Miércoles... Estos son los días que me quedan para volver a pescar. Viene mal tiempo estos días (cosa que agradezco), y yo los tres primeros de la semana los voy a dedicar a preparar assist, bajos, nudos, bolso, cañas... y esperar mi Evo 30lb de jigging para el Accu, equipo al que le voy a dar mucho uso a partir de ahora. Llega el Rubicón Fishing Jigging Record, y durante Jueves, Viernes y Sábado estaré perdido por Playa Blanca, pasándolo bien y disfrutando junto a Dani, Pachico, amigos y muchos pescadores de un encuentro magnífico. Ya les cuento a la vuelta como fue todo, y nos ponemos con el resto de las fotos de esta semana (vale la pena la espera, son increíbles), y a no ser que haya algo notoriamente importante que contar, no contaremos más hasta el próximo fin de semana ya que como dije, todavía tengo que terminar de editar las imágenes que quedan pendientes y preparar los bartulas de pesca para esta semana.
Hasta dentro de unos días...

3 comentarios:

Y digo yo dijo...

No me digas que no es un gustazo tener que dosificar la información.....me alegro en cantidades pero te llamo ésta tarde a ver si consigo sonsacarte algo :)

Femés Elvira, dijo...

Te pensaba llamar para ponerte al día ;), te va a gustar múcho múcho... Te mando un correo con algún adelanto :).

Un abrazo vecino.

Marco dijo...

Muy bueno, si senor!!! preciosa llampuga.... y el perera, nada mas llegar a tocar escama..... saludos, tendran que buscar hueco para traer esas tecnicas por aqui abajo!!!! saludos