jueves, 28 de enero de 2010

Mientras dura la racha.

En el infierno...
Continúan los pateos. En resumidas cuentas puedo decir que nunca había caminado tanto.Nunca me había planteado pescar de forma que disfrutase a la vez del senderismo, la fotografía y el poder descubrir nuevos escondrijos en los que encontrar a mis presas.
De momento esos pateos se desarrollan cerca de las olas, la espuma y la oscuridad de los días que nos han precedido. Con mucho viento, olas y frio he decidido poner en práctica algunos de los consejos que tanto Paolo como Juan Luis me han dado. Nito, desde la distancia, me aconseja e informa de cómo va la cosa...y yo espero con ganas a que vuelva. El senderismo pesqueriíl nos espera.
Estos días atrás he decidido seguir investigando.
Muchos se conforman con mirar e imitar. Pobres de ellos. Penita pena. Tenía que decirlo...

Me levanto temprano, observo cómo anda la mar y decido ponerme en marcha. No son todavía las 8 de la mañana y ya estoy pasando frío, mojado hasta la cintura y soportando un viento lateral que ni me deja pescar a gusto ni tampoco disfrutar del momento. Empiezo a añorar el spinning veraniego...Observo el pesquero nuevo desde una morra y decido meterme en una punta con buena pinta. La marea está llena y no tardo en divisar persecuciones, me entran los nervios y al momento a mis pies sale ésta preciosa lubina que me recordó a como se vara una vieja sobre las piedras con una caña fija. Atacó justo antes de subir el señuelo. No llega creo al kilo, es pequeña y decido liberarla. Como había dejado la cámara de fotos en el coche, me pego otro pateo de vuelta a buscarla mientras la lulu se recuperaba en un charco. Unas fotos, compruebo su buen estado y al agua.
¡¡Que alegría!! Hace tiempo que le tenía ganas a ese pesquero, lo había visitados otras veces pero nunca me había dado nada, más que señuelos perdidos y visitas en vano.
Sigo lanzando y en menos de cinco minutos ya tengo enganchada la segunda, esta un poquito más grande. Ha comido cerca de mí, y con facilidad se deja poner en seco. Igualmente es fotografiada y devuelta al mar. Después de comprobar la inactividad que precedió a ésta captura, decido cambiar de sitio y moverme por la zona durante 1 hora. Nada. Decido volver a la zona caliente, y después de unos lances se produce mi segunda fatalidad en una semana: se frena la muestra, sale hilo con rabia del Sedonna y la caña se arquea trasmitiéndome los cabezazos del animal. Lo trabajo con la caña en alto, pero de pronto se frena y siento como se ha metido entre las lajas que observo frente a mí. Le aflojo, la dejo correr algo a cuando vuelvo a recuperar se termina soltando...Nooo!!!! Rabia, impotencia, frio...se acabó la pesca.

Después de intentarlo algo más y no obtener ni recompensa, recojo bártulos y tiro para casa a ducharme con agua caliente. He pasado una buena mañana relajado en la marea, he tocado escama y como dice un majorero muy entendido en todo esto,  mejor es echarlo a perder...

Pd: A los del donde, el cómo y el cuándo, ni todo lo que se vé es lo que parece, ni lo que se escucha es lo que suena. De lo que se lee aquí sí, de eso me encargo yo...


Y en el paraíso... 2ª Pérdida.

Dani y yo, los dos solos. Sin compañía que estorbe los momentos de concentración en los que intentas sentir cada tirón que le das a los hierros. Sin nadie que nos diga que está cansado por que el Jigging es muy duro o porque el pescado no come.
Pensábamos estar más tiempo, pescar, disfrutar de nuestra estancia y regresar con el barco a casa, pero el mal tiempo hizo que decidiéramos poner rumbo al día siguiente.
Por fortuna, el compañero tiene casa en la isla hermana y el barco en el pantalán, por lo que disfrutar del mar es sólo cosa de tener ganas de ello.
Por la tarde nada más llegar, ponemos en marcha la Fragata y nos vamos a probar suerte con la puesta de sol, las esperanzas son pocas pero hay mucha ilusión.  Llegamos al pesquero y no quedan ni cinco minutos para que la oscuridad sea total, pero para nuestro agrado comienza el baile de bicudas. Todas entre los3-5 kl. Y por supuesto todas van al agua;la  lama, el agua y los nervios por seguir pescando me impidieron las retrateras oportunas... Ya a oscuras, nos situamos en una morra cercana, mientras cambio mi jig dejo a Dani que baje primero y...zassss! Una vuelta de manivela y está pegado. Siempre igual, quién me manda...un mero, pienso mientras recojo con esperanza de hacer doblete y a media agua...bingo! Se dobla mi caña y comienzo a bombear. Mientras Dani trata de aguantar y calibrar el carrete para que no se enverile su "pipa". Tristemente, ocurrió. Después de un tira y afloja con él, se metió en esa laja de la que jamás sale y salvó la vida. Yo seguía trabajando, mi animalito daba alguna carrera larga y fuertes cabezazos, y algo me hacía pensar en un medregal o jurel. Lo que son las cosas, se soltó justo cuando sentí el bajo entrar por la puntera de la caña. Se acabó, a casa que mañana es otro día. Cuando no está para uno, simplemente no está...

Nos levantamos cómodamente a las 8.00, desayuno y rumbo al pantalán con ganas de ver la realidad que nos va a acompañar durante la mañana. Hay fuerte viento, por lo que me da que no vamos a pescar mucho... Como suele venir ocurriendo, en nuestra primera parada es Dani el que primero llega al fondo y algo despegado ya, el jig se detiene y a mí se me ponen los pelos de punta. No puede ser.

El patrón bombea con seguridad y pone está samita  en nuestra bañera. 7 kl. de bicho malo, no está mal. Y nada más hubo. Nos remontamos a la marca, cambiamos de zonas rumbo a Lanzarote pero nada más importante sucedió ni para mí ni para él. Sólo alguna falsa clavada nos alteró los nervios en alguna ocasión.
Ahora toca quitar el musgo adherido, lavar el barco y dejar el carro en condiciones.
Y mientras tanto, esperamos con ganas a que vuelvan los suaves vientos del sur-este y afloje la mar, que parece que lo hará pronto. Se avecina más jigging, y spinning en esas piedras que no se tocan desde hace meses. Le pondremos voluntad y contaremos lo que se depare.
Buena sama Daniel.




8 comentarios:

Juan Luis Lopez dijo...

Bravo Femés, muy guapas las nuevas entradas que sigues mostrtando en el blog.

Me impresionan mucho esos dentones que sacais a jigging, son una belleza. Y el tema de las lubinas, en tu linea.
No te preocupes por esa pieza grande que se te escapó, la pesca funciona así, algunas veces se gana y otras se pierde, creo que esto es lo que hace que este deporte sea tan hermoso.

Es verdad lo que dices de que muchos intentan imitar, pero en lo que a la lubina se refiere, la gente que lo intenta, tiene que gustarle y ponerle ganas, porque no es lanzar todo un arsenal de señuelos en una punta y esperar a que pase, como quien busca un sierra, esta pesca es mas trabajosa, hay que aprender y memorizar cada situación, cada detalle, etc.

Por eso mucha gente desiste, por que es una pesca dura y fatigosa. Se creen que es oro todo lo que reluce.

Muchas veces me he echo kilometros andando, buscandolas sin tener ni una sola picada, pero aun así he gozado, porque eso me da fuerzas para el dia sigiente y cuando obtienes el fruto esperado, la cara de felicidad llega a ser sorprendente, por lo menos en lo que a mi caso se refiere.

Pues Femés, yo aquí en Galicia, preparando el material para tenerlo listo por si pronto sonose la flauta para poder bajar a la isla.

Estoy intentando conseguir nuevas chuches, que se que darán resultado por ahi abajo, tengo muy buenos amigos que controlan muchisimo de la pesca de lubinas y siempre les pido asesoramiento, para seguir aprendiendo más de esta pesca.

Ya seguimos hablando y comentando mas cosas sobre este asunto, haber si te conectas un dia y charlamos un rato.

P.D: Las fotos de las lubis, así mucho mejor.(Tu ya me entiendes)jeje, te he de mostrar yo alguna para que veas unos detalles.

P.D2: La foto de la suelta está muy guapa.

Un saludo y que siga la racha.
(J.L.López)

Seamus Makim dijo...

yeahhhhh k wapo samita. saludos desde Alemania con mas frio que Russia! jajaja Zanahoria

Femés Elvira, dijo...

Gracias Juan.
Esas lubis las saqué la mañana siguente de hablar contigo...y si luego te sale una joroba por cúlpa del sáco de chuches que te voy a pedir, a mi no me cuentes nada...jejej

A perder grandes piezas estoy acostumbrado, es parte del juego y me parece indispensable para luego disfrutar plenamente de las grandes capturas. Duele, pero creo que dá esperanzas.
De todas formas, esa pérdida me hizo pensar algunas cosas. Hablamos compi.

jajajaj
Seamus Makim! Hi men!
Abrígate las orejas!
Me alegra que te guste el blogg y te dejes ver por aquí.
Te echamos de menos carrot...seguimos en contácto amigo.

Marco dijo...

Buenas Femes,

Una pregunta que siempre me hago y luego se me olvida preguntar, es que si la lubina es una especie que siempre ha estado en Canarias o se ha desarrollado y adaptado al litoral tras escapar de los viveros artificiales.

Perosnalmente, y cuando vivia en Canarias hace muchos anos, apenas oia hablar de esta especie.

Saludos y felicidades x las pescatas....

Femés Elvira, dijo...

Muy buenas Marcos.
La vedad es que nuncá lo había pensado...
Siempre he sabído que haberlas las había porque hace años ya se pillaban, escasas y difíciles de encontar, pero sobre ésto me has dejado en fuera de juego. Me pondré a investigar, ahora me ha picado ese gusanillo de la curiosidad...

Muchas gracias por la pregunta y tus comentarios. Informaremos sobre éste tema.
Un saludo.

Marco dijo...

Buenas Femes,

Ese gusanillo es el que tengo tambien, y sobre todo el estudio de estos anos de como la especie se ha ido adaptando en nuestras aguas: que comen, hasta donde han llegado, donde se concentran mas, etc....y hacia donde van las futuras generaciones etc.... Interesante para ver como pescarlas.... Nunca he pescado una, porque en mis aguas no se dan, pero si tenfo entendido que son muy buenas en el combate.... Suerte

Juan Luis Lopez dijo...

Las lubinas que se encuentran en Lanzarote e islas cercanas, son lubinas completamente salvajes.
Es cierto que hay un criadero de lubinas en lanzarote (no se desde que año lleva construido, pero no creo que mucho)y en ocasiones se llegan a escapar, pero la lubina es un pez de crecimiento lento, para que os hagais una idea:
Una lubina de diez kilos, el “animal” con el que cada uno nosotros sueña, ¿qué edad tiene? En el Mediterráneo, podemos decir que debe tener cerca de los quince años y en el Atlántico, cerca de los veinte años.

Por eso, las lubinas que pululan por Lanzarote, sobre todo las lubinas de mas de 3 o 4 kilos, son completamente salvajes. Es mas, he pescado muchas lubinas en la isla y ninguna tenia heridas en su cuerpo o malformaciones producidas por las jaulas. Para que una lubina de criadero, llegue a cojer un tamaño de 4 kilos por ejemplo deverian de pasar por lo menos 5 o 6 años.

En el tema de su alimentación, siempre se ha dicho que la lubina, apesar de la gran presion pesquera a la que está sometida, sigue sobreviviendo porque es un pez que se alimenta de cualquier cosa.
Es mas, escuche en alguna ocasión que las lubinas que viven en puertos han llegado a comer ratas que vivan entre las piedras y caian al mar.

En las lubinas que yo he limpiado, me he encontrado en su buche todo tipo de pesces, como por ejemplo: viejas, pejeverdes, fulas, cabosos, sardinas, bogas, lisas, rascaes, palometas, cangrejos, pulpos, chocos...

Es un pez que no desperdicia ninguna posibilidad a la hora de alimentarse.

Un saludo, J,L.López

Femés Elvira, dijo...

Juan!
Gracias por la información. He hablado con pescadores de La Graciosa y una bióloga y también me comentaban que desde siempre se han pescado y se tiene costancia de su presencia.