lunes, 13 de febrero de 2012

Jigging, sorpresas a rátos.

Hace ya cosa de una semana estuvo por la isla el amigo Mads Sondergaard, un experto pescador danés, con mucha experiencia en la practica del jigging y popping, tanto en su país como en el trópico, dónde ha logrado hacerse con animales muy interesantes.
Como muchos solemos hacer, aprovechó dos semanas de vacaciones para trasladarse hasta la isla con su mujer e hijo, pero fue incapaz de dejarse los equipos de jigging en Dinamarca, después de haberle estado dando la tabarra durante meses para que se viniese lo antes posible y poder disfrutar de las serviolas dumerillis. Llegó tarde para capturar a los del gran antifaz, pero se lo pasó muy bien durante dos días muy entretenidos, en los que tuvimos que aprovechar la ventanita de buen tiempo que se abrió antes de llegar el temporal de viento que acabamos de pasar por las islas.

Fueron dos jornadas muy diferentes, en las que tocamos diferentes zonas de la isla que a ratos, nos ofrecieron los frutos que se dan a la costancia y el buen hacer del patrón y el pescador.

1º Día, poca actividad con regalo al atardecer.

Nuestra primera jornada comenzó tarde, sobre las 9 de la mañana debido a obligaciones inquebrantables del personal. La intención era la de tocar diferentes fondos, y movernos rápido para localizar carnada y actividad. Loquillos, negritas, sierras, bicudas, samas, abades y los siempre esporádicos meros y dumerillis eran nuestra baza para pasar una buena jornada.


Pasamos toda la mañana navegando, y tocando diferentes veriles, en los que básicamente sólo encontramos sierras y bicudas que a ratos sueltos, amenizaban la mañana. Durante las primeras derivas, fueron los pequeños túnidos los que más presencia tuvieron.


Pasada la mañana, y con el sol ya en lo alto, fueron los loquillos los que hicieron acto de presencia, para hacérnoslo pasar muy bien, subiéndolos desde fondos que en ocasiones superaban con creces los 100mtrs. No fue gran cosa, ya que durante periodos muy largos, la sonda no daba muestras de actividad o vida alguna en el fondo, pero la insistencia y las ganas terminaban por darnos algún resultado positivo.


Tras los pequeños pero siempre entretenidos medregales, llegó la soledad, y la vaga convicción sobre nuestras cabezas de que aquel no era un buen día de pesca, ya que normalmente a esas horas, y en aquellas marcas sagradas del plotter, ya habríamos obtenido mejores resultados en otros días de mayor actividad. 

Tuvieron que pasar horas, las que dura el mediodía hasta llegar la tarde, para que de nuevo las sierras se dejaran ver y animasen el sube y baja. La desmotivación ya formaba parte de nuestra mente, pero una vaga esperanza nos decía que a última hora, con la caída del sol, podía llegar alguna sorpresa, cosa que finalmente sucedió. Al fin la sonda dibujaba interesantes siluetas en el fóndo...
Tras dos sierras que logré embarcar con el mítico Aile cs fluor, le ofrecí al amigo Mads un DeepDog color rosa-amarillo fluor, un modelo que en anteriores jornadas me había ido bastante bien con la salida y puesta de sol. Le vino genial al compañero, ya que a los pocos minutos, y ya concluyendo la jornada se vio peleando un magnifico animal.

 La Jigging Master 200, acompañada del Stella 8000SW, una magnifica opción para el jigging de todos los días en Canarias(17 kl de Drag tiene la vara). Pude probar el equipo, y sinceramente me agradó contundentemente. Solamente le cambiaría el pomo que trae el Stella, por uno redondo como el de los Saltiga Expedition, MC Works o los famosos Jigging Master.

Con el buen hacer que caracteriza a los pescadores con experiencia acostumbrados a bregar animales a los que hay que medir al centímetro, en unos minutos puso en seco una hermosa negrita. Por fin, y aunque no fuesen los ansiados dumerillis, pudo disfrutar de un buen combate, clásico de nuestras islas. He de decir que las negritas son la especie de medregal que menos se deja ver normalmente, y en estos tamaños, menos aún. 11 Kl dio el animalito en la bascula digital.


 No son muy habituales las negritas en estos tamaños. Suelen darse en tamaños menores, y sinceramente hacía mucho tiempo que no veía una de este porte.

Así terminamos la primera jornada, con variadas y digamos que abundantes capturas, pero sin llegar a encontrar las samas y medregales que esparábamos. Lo pasamos bien, cansados y con ganas de que llegara el siguiente día para volver a embarcarnos y dejarnos los brazos, volviendo a buscar algo de actividad en el fondo.

 Precioso atardecer, acompañado de buena gente y con varias capturas para cada uno durante la jornada.

2º Día, más actividad pero pocas sorpresas.

Con las fuerzas repuestas, esta vez sí salíamos con los primeros rayos de sol a pescar, esta vez con la cabeza puesta en las samas, ya que sabíamos que no eran buenos días de actividad, y los grandes medregales ya no andan por la labor de morder hierros en estas fechas, al menos con la asiduidad y rabia con la que lo hacen en otras fechas.
De nuevo eran las bicudas las que a primera hora se dejaban ver junto a las sierras, y en marcas someras la actividad era notoria. Pasamos buenos y divertidos momentos hasta que al igual que aparecieron en la sonda, desaparecieron para no volver hasta pasadas unas horas.


Tras calentar los brazos en poco fondo, pusimos rumbo a marcas más profundas para sondear el marisco, tras los alegres espáridos, que en jornadas precedentes se habían mostrado muy activos. Nada más llegar, creo recordar que fueron unos cuantos loquillos los que subieron para darnos los buenos días, que fueron rápidamente retratados y devueltos al agua.
La actividad era algo mejor que el día anterior, al menos en aquellos momentos de la mañana ya que tras un rápido sondeo de varias marcas, esta vez le tocaba el turno a Pachico, que subía a bordo el esperado espárido.



Una solitaria pero hermosa sama de 10 kl que le ofreció al patrón una pelea corta pero entretenida, con su inseparable Omoto 200 y el Stella 8000, equipo por el cuál se ganó durante la jornada el sobrenombre de "Mr. Omoto", ya que le tiene cogido el tranquillo a ese equipo, y al manejo de señuelos ligeros.

Tras más de una hora tratando de dar con posibles acompañantes de aquel espárido sin resultado alguno, de nuevo pusimos rumbo a otras marcas con la idea de, llegado el mediodía, almorzar, reponer fuerzas y simplemente pasar una buena jornada. Ya en ese momento, en el que ya habíamos tocado bicudas, sierras, medregales y samas, solamente queríamos entretenernos y dejar un buen recuerdo en la retina de Mads, el invitado de la ocasión.

La tarde la pasamos entre incontables sierras, que en varios momentos de actividad, atacaban sin cesar a toda clase de jigs, con todo tipo de movimientos. Las risas se sucedieron durante la tarde entre los pequeños túnidos, y tan sólo algunas negritas se dignaron a interrumpir la monotonía que ofrecían las sierras.


Ya sobre las 6 de la tarde, con el nivel de actividad de nuevo en declive, tomamos rumbo a puerto, no sin antes pasar de nuevo por marcas sameras para comprobar si alguna andaba por la zona y por la labor de morder los hierros. Cada uno dispusimos de más de tres ocasiones por cabeza de enganchar alguna presa, pero una tras otra, fallábamos en las clavadas, y tan sólo Pachcio fue capaz de enganchar una bonita sama de pluma. Los anzuelos Jigging Master y Owner Sj41 del 13/ eran demasiado para las pequeñas bocas de los comensales. Pachico fue más listo, usando un 9/0 de Assari durante toda la jornada.

Descontentos por las ocasiones erradas, finalmente pusimos rumbo tierra mientras contábamos como había transcurrido la segunda jornada. Teníamos una sensación agridulce, ya que nuestra ilusión antes de comenzar cada día era la de haber dado y capturado mayores ejemplares, si bien es cierto que también habíamos gozado de numerosas capturas para cada uno, hecho que igualmente disipaba las amarguras y nos hacía sonreír y bromear sobre lo acontecido. Mads pudo comprobar como Canarias ofrece tanta diversidad y entretenimiento, como dificultad para hacerse con buenas piezas.

Sólo me queda decir que nuevamente disfrutamos como enanos, y que le doy las gracias al amigo Mads por los buenos ratos, y a Pachico por su siempre buen trabajo al mando del barco. Salir a pescar con gente que entiende de pesca, y nunca pierde el buen humor, es muy de agradecer, y eso se nota en los resultados finales de cada jornada a Jigging, una modalidad de pesca con la que al igual que el spinning, cada día hay que ponerle más voluntad y conocimiento.
Atrás quedaron aquellos días en los que era fácil salir con cualquier jig a cualquier marca, dar cuatro varazos y quedar bregando pescado sin parar. Cada día hay que trabajar más.

Nos vemos en unos días señores, para contarles como ha ido la cosa con el tema del spinning, que sinceramente y de igual forma anda algo triste. Saludos para tod@s.

Pd: Mads, was a pleasure to enjoy these days in your company, and Pachico agrees. I hope to see you soon, and that the return to Denmark has been as pleasant as possible. I wait a few months with rods on top.Will be in contact.
A big hug, and big greetings.
Femés.

5 comentarios:

Y digo yo dijo...

Si que es buena esa negrita ;) chachi te lo pasas vecino :)

Pablo Guirao Casanova dijo...

Son las negritas para mi los medregales mas bonitos que hay. He dedicado muchisimas jornadas a su busca desde orilla, di con loquillos y jureles en varias ocasiones pero nunca una negrita. Son pues para mi peces guru por asideciro.
Esa es enorme, creo que nunca vi una imagen de una tan grande.
Felicidades por esa y por el resto capturas. Que nivel como siempe amigo mio.

Saludos!

Femés Elvira, dijo...

jejejje Po zi vecino, lo pasamos muy pero que muy bién :). Fué una péna no haber dádo con los gordos atiborrandose, pero entre la variedad, la negrita y la sama, hubieron múchas risas, y eso al fín y al cabo es lo más importante. La negrita, al igual que dice Pablo, es la más grande que llegado a ver, me sorprendió mucho.

Cuidese señor!!! Y date un dia un salto a la Bocayna ;)

Femés Elvira, dijo...

Para mí también son las más bonitas, además de las más combativas teniendo en cuenta su tamaño/potencia, pero he de reconocer que son las dumes las que más loquito y erotico me ponen ;)por la dificultad que entraña localizarlas, engañarlas y ganarles la partida. Ojala pronto logres una buena negrita désde la orilla, hasta una de 2 kl te lo hace pasar muy bién.

Gracias de corazón Pablo, a ver si un día cuadramos y arrimamos el hombro bajando hierros ;)

Un abrazo.

Y digo yo dijo...

A ver is volvemos a tener una tregua de viento ;)