domingo, 16 de enero de 2011

"Sácame la espina... que la llevo bién hondo"

De alguna forma, una espina seguía clavada.
Hasta hace par de días, no podia quitarme de la cabeza aquellos momentos en los que por un lado me equivoqué, y por otro el azar me la jugó. Afortunadamente, me he sacado la punta... Pequeña, pero que me hace olvidar. Así es la cosa.

Sigue el clásico tiempo de principios de año: duras mares del oeste, vientos moderados/fuertes del sur-este... y alguna ventanita que se abre de vez en cuando y permite visitar veriles no habituales. Hay que moverse, y realmente pescar en estas condiciones por el norte es cosa peligrosa e incómoda, por lo que hemos optado por el senderismo pesquero y la inspección de nuevos veriles espumosos al otro lado.
Aquí "El Quemao", la segunda mejor ola europea después del "Frontón" gran canario (dos de las mejores olas a nivel mundial), está que ruje y cuando esto pasa, hay que mudarse a otros puntos cardinales.

Light Spinning ? Si, gracias.

Hace unos días se volvió a abrir una de esas ventanas impredecibles. Sencillamente, no me la esperaba, por lo que hubo que improvisar y pensar en que posibles veriles podían estar "a punto" para darles un asalto por la tarde. La idea, dar uso al equipo ligero y tentar a las lubis y bailas con las que este año aún no me había estrenado, a esa hora en la que el veril te llama al mirarlo, en la que se queda de esa manera...

Al llegar, observo desde el coche, y decido dejar la Kenai para solamente llevar la Ilictiun 2,40 con el 2500, y 15lb de trenza. La cosa está de lance ligero.
Camino durante una hora, observando y analizando el terreno ya que con está fuerza del oeste, las olas entran de forma diferente en los veriles y alteran la configuración a la que estoy acostumbrado. Voy lanzando y probando hasta que llego a un barranco que me llama la atención. Son ya casi las 2 de la tarde, y en par de lances algo frena la muestra a mis pies y decide darse unas carreritas alrededor de la piedra en la que me encuentro. Pongo en seco la primera de este año, una chiquitina que no llegaba al kl de peso y que tras la retratera en un charco fue reavivada con mucho cariño y devuelta al agua.


Los Max Rap se me están revelando como una buena solución a otros señuelos más caros aunque mejores nadadores. El precio no está mal, los diseños son tan aceptables como clásicos y el aguante ante piedras y dientes no está nada mal. Me gustan, y aún más los modelos nuevos que andan por ahí, y que jamás llegan a esta esquina del Atlántico africano.

Preciosa chiquitina de menos de un kl que sucumbió al Max Rap. Foto, y al agua.

Continuo lanzando, y la ausencia de picadas me vuelve a hacer insistir caminando por otros veriles. Decido cambiar de señuelo: los Nabarone y Sasuke vuelan mucho más y aprovecho el viento que casi me da de espaldas. Nada en otra hora de pateo y lances, por lo que decido volver sobre mis pasos, dirección al coche.

Me han mandado desde Bilbao dos regalitos: Sammy de Lucky Craft. Dos paseantes que ya muchos están cansados de trabajar pero que por aquí no se han visto mucho, más bien nada. Ya se han ganado su tubo de Hpa.


El color dorado-naranja nunca me ha gustado ni funcionado correctamente, pero sé de buena mano que usandolos en el momento adecuado, pueden dar buenos resultados. El color es un clásico y éste ha llegado con 20gr de peso, ideal para pescar ligero. El otro modelo, otro clásico plata con lomo verde amarronado, ya lo estoy deseando probar con la Kenai en zóna de pejerreis. Sus 28 gr de peso, y lo bien que se lanzan y vuelan auguran diversión.


En cuanto a la natación, que puedo decir que no se sépa; me han encantado ya que son fáciles de trabajar y escriben muy buenos contorneos, pese a que sólo los pude probar en zona turbulenta y espumosa, sin llegar a ver nada detrás de ellos.
De nuevo cerca de dónde salió la primera lubina, me sitúo en una piedra que ha quedado descubierta con la marea vacía, y coloco un Princes de Maria armado con dos anzuelos simples Owner. Este señuelo profundiza algo más que los anteriores, y su movimiento es mucho más errático, por lo que le pongo esperanzas para probar los anzuelos en este terreno poco profundo.
Tranquilo, y trabajando suavemente, un hermoso animalito toma la muestra, y la frena como sólo las buenas lobas saben hacerlo. Calibro correctamente el freno, levanto la Ilictium y con mucha calma y suavidad pongo en par de largos y entretenidos minutos una lubina que justo llegó a los 5,5 kl.


Fue un gustazo trabajarla con el Exage 2500 y las 15lb de Power Pro. Esta vez hubo equilibrio, y aunque me lo tomé con calma, en algo menos de 5 minutos creo que ya la tenia en mis manos.
Una buena forma de disfrutar de la pesca ligera, y un buen resultado a tres horas de caminata y chaparrones.


Sinceramente, las sensaciones con este equipo y la capacidad que tiene para trabajar buenas piezas con tranquilidad me han encantado, hasta tal punto de que hoy mismo he vuelto a repetir faena. He dejado la vara para virar "toletes" en casa y tan sólo me he llevado la Ilictium, derechito al mismo veril, con la misma marea.
Esta tarde, mientras aún no se había terminado de cargar la anterior foto, yo miraba por la ventana como el viento había amainado. Ya eran las 17:00, quedaba poco más de una hora y media de luz y ya llegaba tarde. Esta entrada quedaba pendiente para la noche.

Impresiones.

Al llegar me quedo espantado de la buena pinta que tenia el lugar, y con nervios monto la caña, me equipo para la ocasión y literalmente corro para situarme y lanzar un Sasuke recién comprado.
Algo que al principio me llamó la atención en la vara, fue el corto mango del que dispone la Ilictium 2,40. Algunos han decidido modificarla haciéndola más larga. Esta opción la barajé en el momento de su compra, pues me parecía sencillo insertar el blank de la vara en otro trozo más ancho hasta la altura del portacarrete. Se ganarían unos gramos de más, pero también unos centímetros que ayudarian a trabajarla. Después de días usándola y lanzando con ella, esta opción la he desechado. Básicamente porque ahora ese mango tan corto, ya no me lo parece.

Resulta que para lanzar pesos pesados, yo por lo menos agradezco mayor longitud en el mango para hacer fuerza y colocarla bajo el sobaco, pero para lanzar señuelos de no más de 22gr. , un mango corto me ayuda a lanzar exactamente ahí, dónde yo quiero. La longitud de la caña también ayuda, pero el tener los brazos más cerca el uno del otro contribuye a acertar con exactitud dónde queremos que caiga nuestro señuelo. Impresiones de uno.

Pues entre lance y lance, con el sol ya cayendo y cuando creía que la tarde estaba para disfrutarla y no pensar en alguna captura, a sucedido lo deseado y me he vuelto a sacar otra espinita.
Desde el primer momento supe que el animalito no era pequeño, y recordando la anterior loba, decidí volver a tomármelo con la mísma calma. Una larga pelea, serena y solitaria al atardecer para vencer a esta hermosa lubina:

  Un hermoso ejemplar, y un trofeo conseguido con múcha serenidad y emoción.

Bonito ejemplar que hace unas horas ha dado cerca de 7 kl. en la pesa, y que ya está tratado con unos amigos para hacer un caldo de róbalo, con su gofio, su mojito rojo...

Hasta ahora, es la loba más gorda que ha salido por mi parte, y realmente su lucha fue espectacular al pelearla con una trenza tan fina, y una vara que se dobla como un chicle. Una pena el no haber estado acompañado para tomar alguna retratera de la acción de pesca. El pesquero, el sol, la pelea... el momento fue una delicia para los sentidos.
Pues eso señores, que cada día me gusta más, y en una semana que se prevé tranquila, espero seguir sacándole provecho a este spinning ligerito al que ahora le veo muchas posibilidades, culpa probable y mayoritariamente de algunos conocidos y buenos spiners que hace tiempo ya demostraban lo bien que se lo pasaban con estos equipos ligeros. Ellos empezaron con el tema, y a mí me entró el gusanillo.
Señores, saludos.

3 comentarios:

Cabello dijo...

Yo también me apunto al spinning ligerito,una gozada.
La misma sensacion tuve con el mango al principio,pero a medida que pasaban las horas,me acostumbraba a el,y como bien dices,ayuda a poner el señuelo donde quieres.
Buena Loba Compañero.

Un saludo

Y digo yo dijo...

Bonitas y envidiadas capturas vecino, la vara no creas que es tan chicle, fijate bien en ella y verás un blank muy interesante y si no haz la prueba, embarcate con ella y ponle una pulga...ya me contarás ;)

Venimos de cañas que cargan mucho y son más largas, 2,70-3,00-3,30 hay que levantar mucho los brazos en el lance y hacer fuerza, ahora todo cambia un poco, los 2,10-2,40 con 20/30g se cargan ellas solas y con un ligero latigazo ponemos la muestra practicamente donde queremos, incluso a distancia considerable.

La brega es a brazo alzado o con talón sobre el antebrazo, solo necesitaras ingle embarcado y ahí precisamente viene mejor el talón más corto. Me alegro de que encontraras equilibrio :)

Mañana hay una ventana de 10h a 13h y nosotros pretendemos aprovecharla embarcados, tengo corazonada, me llevo calibres gruesos >-)))º>

Femés Elvira, dijo...

Gracias Toni. Lo del mango sí que ayuda para lanzar. Puede que no tanto para trabajar piezas peleonas, pero esto también lo hace más divertido.
Tú también la estas gozando con la tuya; las pintadas motivan mucho y es una buena forma de empezar el año.
Saludos.


La caña es una gozada, y no te equivocas en nada vecino. Nadie mejor que ustedes por aquí conocen esas varas.
Que bueno el leerte; son conclusiones sacadas de la experiencia. Gracias por los consejos.

Tengo ganas de llevarla en el barco y probarla con "agua por medio", ya te he visto lo bien que lo pasan y he pensado en darle otros usos.

Realmente, como no la he testado de diferentes formas, no puedo decir que sea chicle, pero viniendo de la costumbre de los palos de lance, la forma de doblarse me ha llamado la atención, de ahí la comparación. No en vano, es cierto que tiene una buena reserva, ya que la vara en ningún momento me preocupó, si no más bien la trenza.
Me encanta la brega a brazo alzado, una gozada la "pesca" que hay que desarrollar.

Suerte mañana, espero que Melchor se deje ver y traiga algún regalo con antifaz en paquete bien grande ;)