viernes, 18 de junio de 2010

De nuevo por aquí, con otras dos truchas.

Ya se me estaba haciendo muy raro estar tan despreocupado de esto. Hemos estado ocupados, muy ocupados. Ha habido pesca, excursiones y visitas de muchos amigos y conocidos durante estas semanas atrás. Y por supuesto, hay unos quehaceres personales que nunca se pueden descuidar.


Rubicón Fishing Jigging Record, campeones de nuevo.
Hemos vuelto del Rubicón Fishing Jigging Record, un campeonato de Jigging que se celebra en Lanzarote y que este año celebraba su 2ª edición. Como su nombre indica, de lo que se trata es de batir records, y en su defecto lograr grandes capturas. Este año se caracterizó por el mal tiempo, la ausencia de actividad y de grandes piezas, cosa que siempre agradezco ya que se disminuye el castigo que sufre el mar.
En él nos encontramos con amigos, conocidos y desconocidos, y gente del mundo de la pesca con la que tengo contacto virtual y a la que deseaba conocer en persona. La pesca y la competición suele quedar en un segundo plano. 
Raúl, Cristian & Cristian, David, Alonso, Ximo, Gorka, Emilio, Martín, Edgar... se les echa mucho de menos. A todos ellos y a muchos otros que se me quedan en el tintero. Pasar con ellos esos días compartiendo anécdotas, buenos ratos y alojamiento, fue seguramente lo mejor del campeonato. Las partidas al Póker por la noche, las cenas y desayunos, las reuniones en el "Milugato"... hay recuerdos que me cuesta olvidar y sinceramente, ya deseo repetir en breve, en esa quedada que ya organiza el amigo y vecino Alonso desde la Maxorata.
Y por supuesto Pachico y Dani,  los compañeros de pesca que siempre hacen de esto algo "familiar" y de los que no me puedo olvidar.
Pero claro, uno no sale a la mar a mirar para los demás...Y menos después de haber ganado la edición del año pasado. 
Al igual que en la 1ª ocasión, tuvimos suerte y volvimos a repetir título, llevándonos el 1º puesto en clasificación de barcos, y el premio al mayor serránido, con un mero de 13,360, que consiguió un servidor (cosas del destino, el año pasado saqué un pipa de casi 17kl, y este año otro más pequeño). Y el premio al mayor espárido y barracuda se nos escaparon por 100 y 300 gr. respectivamente. Eso ya hubiese sido la leche. 
Dani, Pachico y servidor.
Si ya, unas truchas poco tienen que ver con el Jigging,
pero el recuerdo es bonito, muy bonito... ¡Ya tenemos 4 truchas!                
Pachico, Dani y el que escribe. El mismo grupo o equipo del año pasado. Los mismos que cada vez que pueden se reúnen para pasar buenos ratos de pesca.  Todos contribuimos con buenas piezas a llevarnos el 1º puesto, cosa que evidentemente como canario y local de esta isla me llena de orgullo. Cualquiera podría habérselo llevado. Cualquiera podría haber levantado un dumerilli de 50kl y haber decidido todo desde la primera jornada. Pero de nuevo, por segundo año consecutivo, nos tocó a nosotros. Suerte, conocimiento, perseverancia...llamenlo como quieran.          
Lo cierto es que para los que especulan, lo único que les digo es que para sacar pescado, hay que estar pescando, o sea partiéndose la espalda todo el día a la espera de que entre ese bicho que tanto esperamos. En una semirrígida no hay camas, ni cocina, ni baño...o pescas, o te quedas en tierra. Pescar en Canarias es duro.  
Como anécdota diré que ayer nos llamó el padre de Dani (que es patrón de barco), riéndose de que por lo visto, en la típica matraquilla de pantalán que tánto le gustan a Jay , otro patrón(que desconocía quienes eran los ganadores) le porfiaba que aquello no podía ser, que los meros, primero los pillábamos bajando a por ellos a pulmón...jejejejej... Hay que me parto!!!!          
Maestro, que las capturas había que filmarlas, que ese mero se llevó por delante mi querida Lamiglass Tp sja50lb en sólo 50 metros de agua, y que a mí los oídos ya me pitan a los 10 metros... Además nuestro corazón sigue incorrupto.
A mí es que estas tonterías me alegran las conversaciones que tenemos al respecto. Se que no está bien, pero uno, sin ánimo de ofender, se ríe de la ignorancia de algunos. En fín, que haberlos los hay.
Por aquí dejo un enlace de un medio que ya ha publicado la crónica de lo acontecido durante los días 10, 11 y 12 de éste mes sobre el encuentro. Así me ahorro yo todo el rollo, aunque en breve, colgaré unas cuantas fotos de esos días e intentaremos contar lo más relevante desde el punto de vista del que escribe:
De todas formas, ya irá saliendo toda la información en la Pesca&Barcos, Pesca de Altura, Pesca Mar... Además de los medios virtuales y escritos locales. Lo dicho, estoy a la espera de recopilar todo el material fotográfico que tienen los amigos y la organización para poder publicar lo más importante.
Seguro que a muchos les traerá buenos recuerdos.
 Dani, contento y feliz señalando la 1ª Posición de nuestro barco, El Greca.
Su felicidad y orgullo es compartido.                    
Aparte de todo esto, sólo puedo decir que ahora mismo reina por Las Afortunadas el clásico alisio de nuestra tierra: un viento fuerte-moderado del norte que rola a nor-este y que por la configuración geográfica de Lanzarote, barre toda la isla, haciendo de la pesca algo complicado y cansino. Los pocos lugares que quedan al resguardo no son propensos a ser visitados por depredadores importantes, por lo que la pesca en estas fechas vuelve a ser cosa de mucha voluntad. Habrá que remitirse al pasado.
Antes del encuentro, más pesca.
El amigo Aarón no podía asistir este año al evento como el año pasado, debido a una inminente operación de menisco. No era plan de pagar la inscripción y que luego le llamara el cirujano para intervenirle en esas fechas, cosa que al final no sucedió. Eso sí, una semana antes de partir hacia Playa Blanca, donde se celebraba el evento, tuvimos tiempo de sacar la embarcación y darnos algún gustillo.
Los días que precedían a esta pesca eran un horror: mucho viento, fuerza de mar y un calor que se mezclaba con la calima que llegaba del este. Pero entre tormenta y tormenta,  se abrió alguna ventana de bonanza que supimos aprovechar. El tiempo era muy inestable.
Dani no podía acompañarnos por razones laborables, por lo que fue Marc, otro amigo del pueblo, el que nos acompañó para pasarlo bien y hacer las labores de cámara.
Cosas de la vida, no había Gps. Ni Aarón entendía ese aparato, ni yo tampoco hice mucho por entenderlo. El día estaba ideal para de nuevo tentar esas marcas de abades en poco fondo (unos 50-60 metros) que unos días antes se nos habían resistido.
Como siempre, la última hora de la tarde era el intervalo que habíamos escogido para pescar, y a las 4 de la tarde ya estábamos saliendo del varadero.
Media hora de trayecto, y estábamos en la zona, que conocemos bien ya que también la hemos pescado de orilla con buenos resultados. La intención y única solución a nuestro problema con el Gps, era, como hacían nuestros ancestros cuando no existía este tipo de tecnología, marcarnos con la tierra en dos o tres puntos destacados. De esa forma triangulas tu posición y te vas ayudando con la sonda para no perder el fondo.
Comienza la pesca...
No tardamos en dar con escamas, y en la segunda/ tercera pasada, engancho en el fondo a pocas vueltas de manivela, pero en la recogida se suelta. El trancón ha sido bueno, y me huele a sama o abade...
De nuevo nos colocamos sobre la marca y ahora es Aarón el que canta picada y pone a trabajar el Accu665. En pocos minutos tiene a bordo un precioso abade de casi 4 kl. El nene ya tiene su pieza especial del día:
Parecía que la cosa iba pintar de maravilla, y que podía ser que hoy estuviesen de reunión por allí abajo los abades que andábamos buscando.
Unas cuantas pasadas más y de nuevo mi caña se frenó en seco; una leve carrera con potencia desde el fondo vuelve a empinarme las orejas y me huelo otro abade...pero de nuevo se suelta después de haberlo levantado unos metros del fondo...parece que el día no iba conmigo.  
 Ya había perdido dos buenos pejes, dos oportunidades. La cara lo dice todo.                
Como suele ser habitual, las bicudas comenzaron a dejarse ver, hasta tal punto que algunas eran liberadas antes de tocar el suelo de la embarcación. Muchas no llegaban o pasaban el kilo con dificultad, por lo que volvían por dónde habían venido. En cada subida del señuelo podías llegar a sentir varios ataques antes de clavar certeramente en las pequeñas mandíbulas de las larguiruchas.
Y así entre pasada y pasada, intentando evitar a las bicus pero esperando que entrara algún depredador de espetones, pasamos las pocas horas de luz de las que disponíamos.
Por destacar algo más, puede que lo merezca esta bicuda, grande y gorda, de las que por lo menos logran engañarte algo cuando atacan en el fondo, como hizo esta a un Blanka de Yo-zury, un jig corto, asimétrico y simplón, que a mi modo de ver desarrolla unas vibraciones en el agua muy interesantes. Una pena que de momento sólo lo haya localizado en el típico rosa-plata. 
En fin, que esto ha sido todo en unas dos semanas en las que uno no ha parado la pata organizando, concretando...y pescando mucho. Hemos aguantado horas de navegación, frio, calor intenso y el esfuerzo corporal que conlleva hacer Jigging en una embarcación descubierta durante más de 6 horas al día. Jigging del duro, por supuesto.
Ahora toca descansar, y aguantar el temporal de nuevo, pero en tierra. Si toco veril, será para relajarme y disfrutar del día, no quiero saber nada de viento, frio...hasta que a uno le entre "el mono"...como quién dice. Mientras seguiremos aguantando nuestros alisios.

11 comentarios:

Cabello dijo...

Esta es la vigésima vez que te felicito jajaja.
Me quedo,con que has conocido a un grupo de gente,con el que has compartido experiencias,estando algunos a kilómetros de distancia.No siempre suele salir bien este tipo de encuentros,alguno suele salir "rana",pero al parecer,se encontraron un grupo de buena gente.
Enhorabuena por partida doble.

Femés Elvira, dijo...

Jjajjajaja
Es cierto Tony, muchas gracias.
Ganar siempre es motivo para alegrarse, repetir motivo de orgullo... Pero este año, siento que un grupo de amigos han estrechado lazos. Se ha creado una amistad, y una relación entre buenas personas que seguro tardará en terminar, y probablemente no lo haga nunca. Siempre tendremos razones para reunirnos: amistad, empatia y pesca.

Lo hablaba con Dani el otro día: los trofeos; los trofeos igual un día los guardo en cajas, las cañas y carretes se rompen...pero los recuerdos... los recuerdos que tengo no se olvidan. Esto da pié a liarnos, y hacer lo posible por volver a reunirnos.

Saludos a todos.

David Martín Alcaraz dijo...

Enhorabuena otra vez, Femés.
Ahora a descansar, aunque conociéndote, no creo que tarde mucho en entrarte otra vez el mono :)
A ver si cuando vuelva a dejarme caer por allí me enganchas un merito de esos al anzuelo pa que lo pesque ja, ja, ja, ja... ¡qué mala es la envidia!
Un abrazo.

Efrén dijo...

Enhorabuena por la victoria y por esas jornadas tan entretenidas. Por cierto, el año pasado estuve de vacaciones por esa zona y sólo pesqué lagartos. La próxima vez que vaya te llamo para que me enganches al señuelo uno de esos meros que pescas buceando jajaja...
Saludos.

Femés Elvira, dijo...

Jjejejejej
Que les gusta una fiesta...:) Gracias señores.

David, quedé saturado de pescar por culpa de la leña que nos llevamos, pero es verdad, no he tardado en volver a la orilla:)
Si hay suerte, te ponemos a tiro de alguno, y tú lo enganchas, ya si no lo puedes levantar tranquilo, que te cojo la caña...jejjeej

Efrén, cuando vuelvas buscamos algo de marisco y esquivamos a los lagartos.
Tu también con lo del mero??...jajjajaja
Bueno, ya si vienes veré como me las apaño...

Saludos.

Marco dijo...

''Cuando se esta dispuesto a hacer las cosas bien valorando la pesca como deporte de accion que precisa cierto sacrificio, conviene ''armarse'' de la mejor manera posible, pero siempre teniendo en cuenta que tener lo mejor de lo mejor, no significa ser el mejor, y es que de nada sirve tener el mejor rifle si luego no tienes punteria.....''

Felicidades Femes. Esa regularidad es lo les diferencian.......

Saludos desde abajo........

Femés Elvira, dijo...

Muchas gracias Marco:)
Igualmente opino lo que dices. Es un cúmulo de circunstancias...pero lo que está claro es que cada zona es diferente.

Modestamente, no quiero pecar ni que nadie piense que uno cree que ya está todo hecho...; para nada, sigo admirando a pescadores mucho más experimentados y trato de aprender cada día con mucho interés.
Pero suscribo lo que comentas.

Saludos desde arriba compañero.

Raul lomac dijo...

tanta felicitacion.. bla bla bla.. yo solo te digo una cosa!!! el año que vienee ustedes la figura del mero y nosotros la de las truchas.. jajajaja...


muy buena compañeroo.. no voy a repetiros que sois los mejores porque al final os lo vais a creer y tampoco es plan :)

FELICIDADES POR LAS TRUCHAS, POR LA CONSTANCIA QUE SE QUE LA TENEIS, LAS GANAS QUE LE PONEIS, Y POR DAR A ENTENDER A LOS DEMAS LO MUCHO QUE OS IMPORTA Y LO MUCHO QUE RESPETAIS ESTE DEPORTE...

sois un ejemplo a segir para muchos y me incluyo en ese grupo....


SALUDOOS y a cuidarce my friend...

Femés Elvira, dijo...

No estaría mal que así sucediera, me alegrarías seguro compañero...

Lo que sí está claro es que hay más peces en el mar, y a uno aún le quedan kilos por coger. Y gracias a dios, porque eso es algo que me fascina.

Gracias por tus palabras amigo.

Brujulas dijo...

Femes
(los recuerdos que tengo no se olvidan)

Le felicito tanto por el campeonato...como por su Filisofia.

Saludos.

Femés Elvira, dijo...

Gracias Gorka... se agradece tu sinceridad, y se añora tu cachondeo:), hay múchos momentos aparte de la pesca que no se olvidan.
Cuidese por esos nortes, y ya sabes que se te espera por aquí. Un abrazo.